Menu
22/04/2019
A+ A A-

Donald Trump accede a reabrir la Administración hasta el 15 de febrero ante la intrasigencia de los Demócratas

El Gobierno abrirá durante tres semanas y se dejará la negociación de la petición de fondos para construir el muro para más adelante.

La crisis sólo se ha aplazado, pero se soluciona la situación de un tercio de los empleados públicos que no cobraban desde hace un mes.  

Washington DC, Ene.25.– Donald Trump ha cedido, aunque solo por tres semanas. El presidente de EEUU y los líderes del Congreso han alcanzado un preacuerdo para reabrir la financiación de la Administración Pública durante 21 días que no incluye los 5.700 millones de dólares (unos 5.000 millones de euros) que el jefe del Ejecutivo había exigido para construir lo que primero dijo que iba a ser un muro, y después una barrera de barras de acero, en un tramo de unos 200 kilómetros de la frontera de EEUU con México.

La negativa de las dos Cámaras del Congreso a aprobar esa partida es lo que llevó a Trump a negarse a firmar los presupuestos de nueve agencias del Estado de EEUU, entre ellas la Guardia Costera, el FBI, Hacienda, el Servicio de Parques Nacionales, y la Administración de Seguridad en el Transporte, que tiene entre sus funciones la supervisión del tráfico aéreo. Eso ha provocado el hundimiento de la actividad del Estado de EEUU, con los empleados del FBI denunciando que no tienen ni siquiera papel para hacer fotocopias, las salidas a Bolsa de las empresas de Wall Street paralizadas, las devoluciones de Hacienda congeladas y los museos cerrados.

Es, evidentemente, un acuerdo temporal. En tres semanas es probable que el Estado federal (el equivalente, salvando las distancias, de la Administración central en España) vuelva a cerrar por la falta de acuerdo. La crisis, así, no se ha acabado. Sólo se ha aplazado. Pero, al menos, se soluciona la situación de un tercio de los empleados públicos (y decenas, si no cientos de miles, de trabajadores de empresas privadas) que no cobran desde hace un mes.

La situación ha alcanzado un punto de ruptura con una oleada de retrasos de vuelos en tres de los aeropuertos más importantes de EEUU -La Guardia en Nueva York, Newark, en New Jersey, y Philadelphia - que los ha llevado a rozar el cierre debido a la falta de personal ...

[ Texto completo