Menu
13/08/2020
A+ A A-

Imágenes / Images of the Week

Papa Emérito

benedi16Con su vida de oración, sencillez y doctrina segura Benedicto XVI hizo accesibles los contenidos de la fe a todos los públicos. No fue un Papa de protagonismos inútiles, tampoco de figuración innecesaria. En su pontificado prefirió el encuentro directo, uno a uno.  Semanalmente se reunía con dos o tres presidentes o primeros ministros del mundo. Quería llegar a muchos ambientes y por eso aprendió varios idiomas.  El 1º de marzo tomó residencia provisional en Castel Gandolfo el ahora nombrado “Papa emérito”.  Allí ha podido descansar desde su primera noche fuera del ministerio petrino en un clima de serenidad y paz.  En su primera mañana, celebró misa a las 7, como siempre, y tras recitar el breviario y el desayuno se dedicó a una jornada de reflexión y oración en la que continuó leyendo los mensajes recibidos durante estos días de distintas partes del mundo.  Por la tarde, también siguiendo con su costumbre, después de comer y descansar, en torno a las 16,00 dio un paseo por los jardines rezando el rosario. Además se llevó a Castel Gandolfo varios libros de teología, espiritualidad e historia, como por ejemplo, La estética teológica, de Hans Urs Von Balthasar.  Más tarde, el Papa emérito tocó el piano después de cenar.

Francia cerrará embajadas y colegios en 20 países musulmanes

Portada de 'Charlie Hebdo' del miércoles 19 de septiembre | charliehebdo.fr

Las instalaciones de Charlie Hebdo fueron incendiadas por islamistas en 2011. El ministro de Exteriores francés "condena" los dibujos. | El mundo islámico considera las viñetas una "provocación" | Protestas ante la embajada de EEUU en Bangkok | Pérez-Reverte: "Seremos decapitados"

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia ha anunciado este miércoles, tras la publicación de las caricaturas de Mahoma en la revista humorística Charlie Hebdo, que el viernes -principal día de la liturgia islámica- cerrará sus embajadas y las escuelas francesas en una veintena de países musulmanes "como medida de precaución".

Leer más...

La muerte de Gadafi

muertegadd

No sé si fue por la fabulosa –y mentirosa– irrupción de ETA en la campaña de Rubalcaba, que a tantas lágrimas de cocodrilo socialista dio lugar, pero tengo la impresión de que la muerte de Gadafi no alcanzó, al menos en España, el relieve informativo que merecía, vistas la importancia del personaje y la forma repugnante en que se produjo.

Gadafi fue entregado a la horda por las potencias a las que sólo interesaba su silencio. Cualquier otra salida, incluso un juicio tan condicionado como el que se le siguió a Sadam Husein, hubiera significado el riesgo de que hablara. De modo que el camino más sencillo consistía en arrojarlo a los leones. Lo vimos en la tele, filmado y fotografiado con los teléfonos móviles de los mismos que lo hacían papilla. Vencido hasta por los años que hasta ese momento final había intentado disimular con tintes y afeites. Destrozado. Literalmente. A puñetazos y patadas y palos. Con furia.

Leer más...

Hamas and Fatah: Different Tactics, Same Jihad

samevsisrael

Robert Spencer is a scholar of Islamic history, theology, and law and the director of Jihad Watch. He is the author of ten books, eleven monographs, and hundreds of articles about jihad and Islamic terrorism, including the New York Times Bestsellers The Politically Incorrect Guide to Islam (and the Crusades) and The Truth About Muhammad. His latest book is The Complete Infidel’s Guide to the Koran (Regnery), and he is coauthor (with Pamela Geller) of The Post-American Presidency: The Obama Administration’s War on America (Simon and Schuster).

George Wallace famously said long ago that there wasn’t a dime’s worth of difference between the Republican and Democratic parties, and that is even more true of Fatah and Hamas. Now that Hamas and Fatah have signed a reconciliation agreement, the entire State Department strategy for dealing with the Palestinians is in ruins – not that anyone has noticed.

For years, the Bush administration and then the Obama administration have worked from the premise that Fatah and its Palestinian Authority governments were the "moderates" that merited backing against the "extremists" of Hamas. It was a myopic, simplistic and naïve analysis from the beginning, and now it has been definitively exposed as such.In reality, both groups share the same Islamic outlook towards Israel that makes peaceful coexistence with the Jewish State impossible. Both believe that no state ruled by non-Muslims on what they consider Muslim land has any legitimacy; there are no theological differences between them, but only relatively minor differences of strategy and of strictness in their observance of Islamic law that mainly arise from Fatah’s origins in Sixties-era socialism as opposed to Hamas’s birth as an explicitly Islamic movement. Fatah is also more inclined to be patient, while Hamas tends to be significantly less so. Fatah is willing to make deals with the Infidels as stepping stones to greater progress toward the ultimate goal; Hamas tends to see such deals as trimming, and prefers not to compromise even temporarily.

Leer más...

¿Por qué Libia sí y Siria no?

La camiseta equivocada para este verano
La camiseta equivocada para este verano

¿Cómo explicar que Estados Unidos y Europa estén bombardeando a Trípoli con misiles y a Damasco con palabras? ¿Por qué tanto empeño en sacar al brutal tirano libio del poder y tanto cuidado con su igualmente salvaje colega sirio? Comencemos por la respuesta más común (y errada): es por el petróleo. Libia tiene mucho y Siria, no. Y por tanto, según esta explicación, el verdadero objetivo de la agresión militar contra Libia son sus campos petroleros. Siria se salva por no tener mucho petróleo. El problema con esta respuesta es que, en términos de acceso garantizado al petróleo libio, Gadafi era una apuesta mucho más segura para Occidente que la situación de caos e incertidumbre que ha producido esta guerra. Las empresas petroleras de Occidente operaban muy bien con Gadafi. No necesitaban cambiar nada. Una segunda, y común, manera de contestar la pregunta es denunciando la hipocresía estadounidense: Washington nos tiene acostumbrados al doble rasero y a las contradicciones en sus relaciones internacionales. Esta tampoco es una respuesta muy útil, ya que no nos ayuda a entender las causas de estas contradicciones.

Leer más...