Menu
20/04/2021
A+ A A-

En Venezuela aparece la burguesía del narco comunismo

Entre las razones y justificación por las que el movimiento político del MVR de Hugo Chávez Frías conspiraba y criticaba a los políticos  de la llamada 4ª república, era por: el exceso de capitalismo, exceso de corrupción, la proliferación de nuevos ricos, burguesía e imperialismo. Todo ello, contrarrestaba con mucha pobreza extrema, la cual habría que erradicar, según sus pensamientos.

El otro problema que enloquecía al chavismo era el pacto de punto fijo, según el cual los dos partidos políticos existentes: Acción Democrática y Copei, se alternaban las presidencias de la república, eran los principales culpables y había que quemarlos en las pailas del infierno. Esto, puesto que no permitían que URD y el  MAS, entre otros partidos políticos minoritarios, ganaran elecciones en Venezuela, tal como sucede en los EEUU.

La tercera razón o justificación, para conspirar contra los gobiernos y partidos políticos de la 4ª república; era el convencimiento de que, en Venezuela la injerencia decisiva del imperialismo de los EEUU, en la toma de decisiones de los gobiernos de la 4ª república, era determinante y nos entregaba al capitalismo internacional, el cual se aprovechaba de Venezuela, lo cual también era falso.

Tales conclusiones terminaron en la necesidad de reivindicar al pueblo, mediante un cambio radical, que destruyera a esa sociedad supuestamente enferma que se enriquecía a costa de la pobreza del pueblo venezolano, y no dejaba a Venezuela la posibilidad de desarrollarse y satisfacer las necesidades reales del pueblo. De esas conclusiones, pareciera ser que nació la idea de destruir a esa sociedad maligna que supuestamente era influenciada por esa burguesía venezolana según ellos, parasita, que evitaba que Venezuela se desarrollara, e erradicara la pobreza y se hiciera justicia al pueblo.

Escogieron un pomposo título para el proyecto político que emprenderían y que supuestamente resolvería los problemas del pueblo de Venezuela. “El Socialismo del Siglo XXI”. Es decir, el más moderno y actualizado socialismo jamás utilizado, sería la bandera de ese proyecto político, que llevaría a Venezuela a la cúspide exitosa y de progresos de todas las naciones latinoamericanas.

Después de 20 años de intentar imponer esa esquizofrénica y absurda  idea y proyecto político, de pretender instalar al marxismo leninismo en Venezuela, ha colapsado estrepitosamente; al punto que, el mismo chavismo ha propuesto regresar al capitalismo, para poder mantener la economía del país a niveles más tolerables que al presente.

Con este desastre económico brutal ocasionado por el chavismo, cuando creíamos que la burguesía había sido totalmente extinguida, puesto que el chavismo supuestamente la  había desaparecido por siempre, nos sorprenden, con una noticia sobre Ferrari.

Tal empresa decidió importar a Venezuela, vehículos lujosos muy adecuados para multimillonarios, puesto que los ricos comunes no pueden acceder a éstos. Es decir, cuando creíamos que la burguesía estaba extinguida en Venezuela, aparece otra clase de burguesía, esta vez más rica y ambiciosa que suplantó la anteriormente extinguida.

Ferrari, una empresa italiana muy habilidosa en los negocios, enterada de que los nuevos multimillonarios de Venezuela, no pueden ir muy lejos (a Europa) para comprar un auto de esa firma, tienen la visión y el privilegio, de que la Ferrari, muy golpeada económicamente, por la pandemia del coronavirus, les ofrece traerles dichos autos a Venezuela y vendérselos en Venezuela sin necesidad de que tengan que viajar a Italia.

Lo más triste, doloroso y cruel de esta situación, resulta ser el hecho, de que los “genios malignos” del chavismo, hipnotizaron a toda Venezuela, con un cuento chino de crear abundancia y equidad en la economía de Venezuela, cuando por el contrario, lo que lograron, fue una catástrofe económica y total, con el agravante de que ahora, Venezuela, está más endeudada que nunca, y en control de un gobierno narco traficante, declarado marxista leninista, el cual no quiere dejar pacíficamente el poder y permitirnos  a los demócratas, reconstruir a la Venezuela destruida por ellos mismos.

Pareciera ser que, cuando el chavismo hablaba de lo criminal que era, mantener a una clase burguesa en el país, solo mentían, y en el fondo, deseaban sustituirla por una más efectiva en lo criminal y en lo ladrona.

Tener carros con costos de cientos de miles de dólares, rodando en las avenidas de Venezuela, ante tanta hambruna y necesidades de todo tipo, que se creado por la negligencia y gigantesca corrupción de parte este narco régimen, es un acto vandálico, humillante y le agregaría criminal, por decir lo menos de este narco régimen y sus dirigentes. Me pregunto: ¿Cómo es posible que aún se siga insistiendo en negociar la salida del narco régimen chavista del poder, ante tanta tragedia creado debido a sus propias acciones?

Para negociar, sin duda que la democracia, la sensatez, la dignidad, el honor,  y los derechos legales que tenemos los miembros de la oposición, así como el resto de la Venezuela democrática,  tendrían que rendirse ante un verdugo con miedo a que lo encarcelen por sus horribles e indiscutibles crímenes cometidos en millones de personas.