Menu
22/11/2019
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Ollanta Humala: Cien días de buen gobierno y algunas utopías

Ollanta Humala: Cien días de buen gobierno y algunas utopías 09 Nov 2011 00:17 #4249

Si Ollanta Humala no hubiese lanzado su amenaza de la primera vuelta, no habría pasado a la segunda vuelta y yo habría votado por él, con toda seguridad. Realizó varios viajes previos a la asunción del mando luego de la segunda vuelta, dialogó con mucha gente, tuvo tiempo para aprender y reflexionar, eligió correctamente al premier y al presidente del BCR y, en resumen, a cien días de gobierno, está actuando correctamente y todos los peligros de que la economía se desbarranque como en el primer gobierno de Alan García, se ha disipado.

Como la solidez de la economía peruana depende de la venta de materias, o comodities, como eufemísticamente se le denomina, tiene ahora que resolver el problema de los ambientalistas que se oponen a la explotación de recursos tan extraordinarios como el de la Conga en Cajamarca.

Si resuelve exitosamente este problema, la economía peruana podría seguir soportando exitosamente la crisis capitalista global. La economía seguiría creciendo, a costa de modificar la ecología y el paisaje; y obviamente, la riqueza del país experimentará una situación dual y antitética. En un aspecto, la economía del país crecerá mientras que el país como entidad geográfica perderá el oro y otros minerales que nunca volverán. La geografía y la ecología nunca más serán los mismos. Una ganancia que suena a pérdida.

Muy diferente es el destino de los países que venden intangibles. Esas mercancías que no las dan la naturaleza sino la cultura, el conocimiento.

En este aspecto tenemos la herencia cultural prehispánica, los intangibles que nos da el paisaje como tal (fundamentalmente heredado de la naturaleza), la agricultura, los productos de nuestra pequeña, mediana y gran empresa. ¡Y ese portento encarnado en el conocimiento, la creatividad y la inteligencia de nuestros gastrónomos como Gastón Acurio!

Pero el presidente Ollanta Humala, arrastra todavía de su discurso inicial, la idea de crear empresas estatales y propiciar inversiones extranjeras que nos transfieran tecnología.

Crear empresas del estado, conociendo la cultura de los políticos peruanos -de los “comeoro”, “roba cable”, Chehades, etc., etc-., sería la manera más rápida de privatizar lo público y generar quiebras que, finalmente, tendríamos que pagar todos los peruanos.

Pera todavía otro mito: Fomentar la presencia de empresas extranjeras que nos transfieran tecnología. Fantasía extraordinaria, pero fantasía al fin; y solamente fantasía. ¿Por qué? Por lo siguiente: Si hipotéticamente se confiscara alguna empresa extranjera que produce con tecnología de punta, digo, si acaso fuera posible, muy pronto quedaría desfasada. Porque el conocimiento y la tecnología que conocimiento aplicado crece a velocidades exponenciales. Nos quedaríamos para siempre con esa empresa que produciría con el estándar correspondiente al momento de la expropiación.

Mientras tanto, en su sede matriz, esa misma industria perfeccionaría sus productos y su modo de producir. El modo de producir y la calidad de los productos no se expropian indefinidamente. Algo muy diferente sería contar con una franquicia. Pero en este caso por el uso de la tecnología se tendría que pagar derechos de por vida.

Finalmente, debe saberse, que las grandes potencias ahora prefieren que sus empresas estén localizadas ahí donde existe la mejor mano de obra al menor precio. Las matrices se limitan a producir conocimiento y la fabricación puede estar localizada en uno o varios países. Cualquiera puede ver ahora que un producto coreano, norteamericano o japonés de producen en Méjico, Brasil o en otros países asiáticos.

La única posibilidad de tener economías con valor agregado es mejorando la educación. Y esta posibilidad depende de la cultura imperante en cada país. No es como se cree de ideología en sentido elemental, sino de cultura hecha política de estado. En el Perú, por ejemplo, en materia educativa, salvo raras excepciones impera la cultura de precariedad.

El reto es trastocar esta cultura de la precariedad.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.111 segundos
Powered by Kunena Forum