Menu
18/11/2019
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: ¡Por Cuba ahora o nunca!

¡Por Cuba ahora o nunca! 12 Ene 2011 18:46 #3525

  • Pedro Pablo Álvarez Ramos
  • Pedro Pablo Álvarez Ramos's Avatar
¡Por Cuba ahora o nunca!

Por: Pedro Pablo Alvarez Ramos

Ex preso de conciencia causa de los 75

Enero 11 de 2011

El escenario cubano de hoy nos plantea una nueva estrategia de lucha a los opositores que dentro y fuera de la Isla queremos un cambio de sistema. Las intenciones de la dictadura es deshacerse de todas aquellas personas no afines a sus planes de continuidad en el poder. En meses recientes vimos como fueron defenestrados algunos de los más cercanos colaboradores a la cúpula del poder.

Muchos analistas políticos mundiales reconocían a estos personajes como posibles artífices de una transición del modelo de centralización cubano. Mas reciente aun tenemos los casos de excarcelación y destierro de una buena parte de algunos líderes contestatarios que se encontraban cumpliendo largas condenas. Es muy evidente el interés de los que gobiernan en el País, por garantizar un futuro político sin una oposición legitima y reconocida por el pueblo.

El régimen de la Habana en su afán de limpieza ideológica dentro de Cuba aun mantiene a once prisioneros de la Primavera Negra de 2003 en las prisiones cubanas, incumpliendo asi el compromiso de “liberarlos” contraído con la Iglesia católica en su dialogo iniciado el 19 de Mayo del año 2010. Esto refleja el gran temor que estos activistas despiertan en las filas gobernantes y por tal motivo no cejan en sus propósitos de forzarlos a salir del País. La mayoría de estos hombres han manifestado su interés en continuar sus actividades dentro de la Isla, rechazando asi la propuesta gubernamental de excarcelación si aceptan viajar a España.

Desde siempre la cúpula dirigencial ha tratado y trata de descalificar a los opositores dentro de Cuba y a los exiliados, proyectando la idea de que estos responden a intereses extranjeros no afines a los del pueblo cubanos. Según estos dirigentes oficialistas solo ellos representan las ansias del pueblo cubano a tener una verdadera y genuina democracia, en un País que según dicen es verdaderamente independiente y soberano. Para el Gobierno de los Castros todos aquellos que se oponen a su sistema comunista es señalado como un agente al servicio de una potencia extranjera y no como patriotas y amantes de una Cuba libre y democrática.

Los que queremos una Patria “con todos y para el bien de todos” hoy más que nunca debemos coordinar todos nuestros esfuerzos en aras de lograr los cambios democráticos que nuestro País necesita. La Nación cubana la conformamos todos los cubanos y no puede edificarse sobre bases excluyentes y discriminatorias, sino con la inclusión y participación plena de todos. Estas deben ser nuestras principales premisas. Debemos acabar con los dogmas y los sectarismos. ¡Basta ya de dividir a los cubanos en “revolucionarios o no “revolucionarios”! Todos los cubanos tenemos los mismos derechos e iguales deberes para con la Patria.

Es lamentable que muchos opositores a la dictadura se vean envueltos en las redes de sus cizañeras campañas, que en muchos casos buscan y logran la desunión en nuestras filas. El problema causado por el castrismo y su solución les corresponde a todos los cubanos por igual y no pueden ser enfocados con visiones estrechas y limitadas solo a los residentes en la Isla. La Nación la conformamos todos los cubanos no importa el lugar donde nos encontremos, por tanto tenemos derecho inalienables reconocidos internacionalmente por todas las organizaciones del mundo a preocuparnos y ocuparnos de nuestro País.

De hecho, el artículo 15 de la Carta de Derechos Humanos de las Naciones Unidas establece que “Toda persona tiene derecho a una nacionalidad” y que “a nadie se le privará arbitrariamente de su nacionalidad…”.

Es más creemos que los nacido en el exterior de padre o madre cubana, deben ser considerados como ciudadanos por nacimiento, por ende les cobijan los mismos derechos, tanto al pueblo cautivo como el pueblo en la diáspora. Las leyes impuestas por la dictadura que niegan estos derechos deben ser derogadas, es por eso que todos debemos abogar porque en Cuba se establezca un Estado de Derecho y no se siga discriminando mas a los cubanos por su ideología.

Si el Gobierno cubano quiere demostrar su interés de un cambio real y democrático verdadero debe constituirse en un Estado incluyente y desterrar aquellas leyes que excluyen a los ciudadanos por su forma de pensar. Cuba es de todos los cubanos nacidos o no en la Isla y todos deben tener los mismos derechos, los exiliados o exilados deberán tener garantías para poder regresar e integrarse plenamente a la vida social, económica y política del País.

Los opositores en el exilio debemos dejar a un lado las posiciones ideológicas divergentes y concentrarnos todos en los objetivos comunes que nos unen, los que queremos y deseamos una democracia en nuestro País podemos lograrlo. El régimen está en su etapa más crítica, debemos aprovechar estos momentos y establecer un programa mínimo alrededor del cual todos juntos logremos la fuerza necesaria para forzar los cambios hacia una democracia amplia y plural para todos. Estos momentos son de sacrificios y altruismos, la Patria nos necesita hoy más que nunca no la defraudemos. La unidad de todos los que queremos y deseamos la Libertad de Cuba es posible.

Si logramos articular un movimiento real y efectivo de todos los que nos proponemos liberar a Cuba de las cadenas impuestas por el castrismo, de seguro obtendremos el apoyo y la solidaridad del Mundo Democrático. Esta unidad lógicamente debe estar integrada por todas aquellas fuerzas políticas que representen a todo el abanico político e ideológico existente en nuestro País, que manifiesten y demuestren estar dispuestas a crear un sistema democrático y plural para todos los cubanos por igual.

Lo importante es crear las bases de un estado verdaderamente democrático capaz de garantizar a nuestro pueblo la elección de la forma de vida que quiere y desea. Nuestro deber ahora es lograr la unidad que nos proporcione las fuerzas necesarias para forzar los cambios en Cuba hacia una democracia pluralista. Nadie en particular tiene el derecho desde ahora a decidir cuál debe ser el futuro de Cuba. Se debe garantizar que en un futuro sea el propio pueblo quien elija su destino.

Desterremos para siempre el caudillismo de nuestra política, ninguna persona o grupo debe decidir los destinos de millones de cubanos. Ninguna potencia extranjera resolverá nuestros asuntos, solo nosotros unidos en un mismo propósito lograremos los cambios que tanto necesita nuestro País. ¡Por Cuba ahora o nunca!
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.130 segundos
Powered by Kunena Forum