Menu
16/07/2019
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Donald Trump, el Tratado INF y el peligro Ruso

Donald Trump, el Tratado INF y el peligro Ruso 23 Feb 2019 18:18 #10901

¿De parte de quién está el mundo libre? Es notable que a más de dos años desde el comienzo de su mandato, el Presidente Trump continúe siendo un sospechoso de contubernio con los rusos y se malgasten energías y una enorme cantidad de recursos y dinero en la "investigación" de esos supuestos lazos. Hay muchas otras cosas que criticar en su gobierno que son mucho más importantes para el progreso y bienestar futuro del país, aparte de que debiera ser evidente a estas alturas que Vladimir Putin dista mucho de ser "amigo" de Trump y debe sentirse muy satisfecho del feroz antagonismo que ha logrado provocar.

Es muy probable que el mandatario ruso se ha injerido en la campaña electoral de 2016, revelando entonces lo que sus servicios de inteligencia lograron destapar en perjuicio de la responsabilidad de Hillary Clinton en el desempeño de su cargo como Secretaria de Estado, para desestabilizar el proceso democrático y crear situaciones de antagonismo irreconciliables que pusieran en duda la transparencia y legitimidad del sistema electoral de Estados Unidos. Y efectivamente lo consiguió con la ayuda de quienes han insistido durante más de dos años y siguen insistiendo en este antagonismo.

Pero que Putin no es amigo de Trump ni Trump es tampoco ingenuamente amigo de Putin ha quedado de manifiesto en la decisión del Presidente de Estados Unidos de denunciar (romper) el viernes 1º de febrero el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF en inglés), de 1987. Ante este anuncio volvió a surgir el antagonismo anti-Trump que malgasta energías en contra de lo que hace bien en lugar de concentrarse en tantas otras decisiones que hace mal o podría hacer mejor. El New York Times no vaciló en acusarlo ese mismo día de "incitar a una nueva carrera de armamentos, no sólo con Rusia sino también con China", como si fuera Trump y no Putin quien la iniciara desde hace años. Por añadidura, pusieron en duda las declaraciones del Secretario de Estado Mike Pompeo cuando este afirmó que "no podemos seguir restringidos por el Tratado mientras que Rusia lo viola descaradamente".

Lo que no he encontrado en los medios de prensa (y si ha sido publicado ha quedado bien marginado) es la gravedad de lo que están haciendo los rusos en el escenario espacial, que en tiempos de Reagan vino a llamarse con bastante sarcasmo "guerra de las galaxias".

El hecho es que Estados Unidos sabía que tres satélites "secretos" de los rusos fueron lanzados en diciembre de 2013 por las Fuerzas de Defensa Aeroespacial de Rusia: Kosmos 2488, 2489 y 2490. Este hecho está en conocimiento de la inteligencia de Estados Unidos, por lo menos desde 2014, pero no causó reacción alguna de la Administración del Presidente Obama, a pesar de que se supo en una fecha posterior no especificada, que el Comando Especial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos había detectado un cuarto objeto no identificado.

El gobierno de Estados Unidos decidió clasificarlo entonces como una carga de desechos que los rusos habían lanzado al espacio, pero observaciones posteriores no pudieron tapar el hecho de que esa "carga de desechos" estaba realizando maniobras en órbita y acercándose a satélites de Estados Unidos y de otros países.
Por tanto el Comando espacial de EE.UU. lo clasificó como Kosmos 2491 y le asignó el nombre de "kamikaze".

Se ha sabido también que en mayo de 2014, Rusia lanzó otros tres satélites, incluyendo un cuarto no identificado, el cual fue clasificado por Estados Unidos como 2499. Esto volvió a ocurrir en 2015 con otro satélite capaz de realizar maniobras en órbita, clasificado como Kosmos 2504, que en notas confidenciales del Comando Espacial, era capaz, como los otros, de desplazarse rápida y precisamente en órbita mediante un notable mecanismo que especularon que se trataba de un sistema de propulsión iónica con motores de plasma. Poco después, una nota del Instituto de Moscú de Física y Tecnología confirmó la sospecha.

Aparentemente, estos "kamikazes" Kosmos 2491, 2499 y 2504 quedaron "inactivos" por dos años pero "despertaron" en 2017, después de la toma de posesión del Presidente Republicano. El gravísimo peligro consiste en que estos tres satélites tienen la capacidad de acercarse a otros satélites y destruirlos.

Cabe preguntarse si este peligro, –sin contar otras violaciones anteriores al Tratado de 1987 por parte de los rusos– no justificaba ya desde 2014 su reconsideración y posible anulación. Cabe preguntarse si en lugar de hostigar esta indispensable decisión del Presidente Trump, no sería mejor respaldar al gobierno de Estados Unidos frente a las maniobras rearmamentistas de un Presidente ruso que adopta cada vez más una política dictatorial y tiene un pasado tenebroso como antiguo y destacado funcionario de inteligencia de la represiva KGB comunista. ¿Es acaso más importante atacar al Presidente de Estados Unidos y tratar de desautorizarlo que reaccionar en previsora defensa de las maquinaciones de Putin? No me cabe duda que el mundo libre debe revisar cuidadosamente sus prioridades.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.123 segundos
Powered by Kunena Forum