Menu
19/08/2022
A+ A A-
Welcome, Guest
Username: Password: Remember me

TOPIC:

Tú eres lo que piensas, atraes lo que eres 16 Dec 2021 23:06 #11767

  • Ricardo Valenzuela
  • Ricardo Valenzuela's Avatar Topic Author
  • Offline
  • Posts: 59
  • Thank you received: 3
En vísperas de arribar a otro cumpleaños de esta vida que tan intensamente he transitado, quisiera llevar a cabo una reflexión diferente a las que nor-malmente acostumbro como son los temas económicos, políticos y, sobre to-do, las conductas de los seres humanos puesto que, como el gran Mises lo señalara en su magna obra: La Acción Humana.

Es el ser humano ese punto neurálgico a cuyo alrededor giran todos los campos que nos presenta este mundo. Y, siendo la configuración del ser humano un instrumento tan complicado que se nos entrega sin manual de instrucciones, se inician los grandes remolinos que nos arrastran a destinos de tinieblas.

Hace ya muchos años, portando esta vieja inquietud de conocer la conducta humana, tuve la fortuna de encontrarme dos pequeños libros que impactaran mi vida de forma muy especial. El primero fue la bella obra de James Allen titulada, “Como el hombre Piensa” que, desde su primera página sintiera esas potentes bases para su mensaje afirmando; “el hombre literalmente es lo que piensa”. La mente es el poder maestro que moldea y fabrica. Las herramien-tas del pensamiento le dan forma a lo que quiere. Lo que el hombre guarda en su mente, se hace su realidad y el medio ambiente que lo rodea es solo un espejo que refleja esa realidad.

El segundo fue obra de la psiquiatra alemana Dra. Alice Miller, quien me abriera una enorme portón a un lugar desconocido e inexplorado, y qué, para mí, es uno de los secretos mas importantes de la vida. Porque la Dra. Miller, antes de que el ser humano pueda iniciar el moldeado de la mente descrita por James Allen, ella nos explica y afirma debe tener los cimientos adecuados para proceder a construir la obra más importante de nuestra existencia: El buen cincelado de nuestra mente.

La Dra. Miller afirma que, al nacer los niños, llegan al mundo como una gran sábana blanca, limpia y sin manchas. O, como una potente computadora sin programa. Nacemos sin miedos, sin temores, sin opiniones, sin odios. En sus primeros meses de vida necesitan de mucho contacto físico, que los carguen en brazos, que lo toquen. Después del primer año, además del contacto físico, el niño requiere de muchas afirmaciones positivas como las clásicas; “que ni-ño tan bonito, tan inteligente, bien portado, la luz de mis ojos”. Y ¡alerta! A los niños se les forma su personalidad durante sus primeros 5 años y es con la cual tendrán que transitar toda su vida.

Y, si el niño o niña no recibe nada de eso tan necesario para su formación, y en su lugar recibe los mensajes también clásicos; “cochino, malcriado, flojo que no hace su tarea, no entiendes nada, nunca haces caso etc.” Se estima que los niños al llegar a la primaria sus padres le han dicho unas 10,000 ve-ces NO. El 90% de la comunicación con ellos ha sido para regaños, reclamos y, es importante entender, para ellos sus padres son semidioses. Cuando a esos niños su pequeño cerebro se empieza a organizar y puede iniciar cierto razonamiento. El niño se dice a sí mismo, “nadie me abraza, nadie me besa, todo lo que pido me dicen NO, siempre me están jodiendo e insultando”. Es cuando llega tal vez el momento mas importante de su vida y define su futuro.

Ante ese panorama de ausencia de amor, cierto rechazo e ignorancia, el niño llega a una conclusión fatal: “Algo malo debo de haber hecho para que me traten de esa forma”. El niño se siente un intruso, un estorbo, y es cuando se inicia su cruel calvario con el nacimiento del más horroroso y destructivo senti-miento de culpa (culpa de haber nacido) que es la semilla de la caravana más grande y fatal de los sentimientos más negativos que pueda cobijar el hombre: un asesino complejo de inferioridad, complejo de pendejo, a nada debe aspirar, temores, inseguridades, falta de asertividad, el sentir que nada bueno merecen.

Y si regresamos al mensaje de James Allen, los pensamientos de esos niños agraviados se convierten en sus peores enemigos y, al tratar de hacer cualquier cosa, ellos mismos se sabotean esperando solo fracasar. Allen nos dice que el carácter de los seres humanos es la suma de sus pensamientos. Y como la planta nace de la semilla, todo acto de los seres humanos brota de las semillas ocultas de su pensamiento. Los actos son lo plantado en la mente, y gozo o sufrimiento son sus frutos. Así cosechan lo dulce o amargo de lo que siembran. Así, el niños que llegara como un ser inmaculado, apunta a una vida en la que muchos terminan en drogas, alcoholismo etc.

Los seres humanos no atraen lo que quieren sino lo que son. Nosotros mismos nos colocamos las esposas; el pensamiento negativos y las acciones serán los carceleros de nuestro destino. Nosotros nunca conseguiremos lo que tanto deseamos y por lo cual rezamos, sino lo que justamente merecemos. El hombre se hace o se destruye con su misma conducta, en el arsenal de su pensa-miento forja las armas con las que se puede destruir, pero también tiene la capacidad para construir mansiones celestiales de gozo, fortaleza y paz. Si logra la elección correcta de sus pensamientos y sabiduría para aplicarlos, el hombre puede ascender a la perfección divina, pero, los pensamientos corrup-tos lo descienden al nivel mas bajo de las bestias. Esto es lo que el EP ha es-tado formando.

Desgraciadamente la mayoría de los seres humanos no tienen esa firme base que se les debiera haber dado en sus primeros 5 años, la gran responsabilidad de sus padres y que tantos fallan en construirla. Es cuando entendemos a Henry David Thoreau: “La gran masa de la humanidad sufren una vida de si-lenciosa desesperación. Lo que llaman resignación es triste desesperación”. Y esa desesperación es señal clara de ausencia de valores. Son los que van por la vida mintiendo, traicionando, oprimiendo, defraudando, sin respetar reglas, leyes, y los soportan porque también se ha perdido la dignidad.

Las sociedades del mundo han alcanzado un proceso de putrefacción jamás imaginado. Y a los ciudadanos ya no les importa que esos seres considerados los peores ejemplares de la raza humana estén ahora dirigiendo sus vidas, y así mostrando esa decadencia. Han Rechazado a los hombres sabios, de fortaleza, carácter e integridad para entregarse a los destructores de la humanidad.

El hombre fuerte y tranquilo es siempre amado y venerado. Es un oasis en medio del desierto, un refugio en medio de una tempestad. No importa si llueve o el sol brilla, sean atacados porque poseen sus secretos, ellos siempre permanecerán serenos y tranquilos. En estos momentos la humanidad se agita con pasión incontrolada, está sufriendo un dolor incontrolable, está siendo cimbrada por ansiedad y un futuro de grandes dudas. Pero sólo el hombre sa-bio cuyos pensamientos están controlados y purificados, hará siempre que los vientos y las tempestades del alma le obedezcan.
Moderators: Miguel SaludesAbelardo Pérez GarcíaOílda del CastilloRicardo PuertaAntonio LlacaPedro S. CamposHéctor Caraballo
Powered by Kunena Forum