Logo

Reforma a la arquitectura del sistema financiero con mercados libres y respeto a la subsidiariedad

View Comments

La crisis financiera global es una oportunidad para reformar la arquitectura del sistema financiero mundial, reforzar la Unión Europea desde el punto de vista de la armonización de las políticas fiscales, procediendo de manera más expeditiva hacia la meta de una unidad política, e aumentar la disciplina de las políticas fiscales nacionales

El Vaticano reclama reforma urgente del sistema financiero

La Santa Sede solicita la creación de una autoridad pública mundial que tenga poder y competencia universal que se atenga «a los principios de subsidiariedad y de solidaridad»

(La foto es del Cardenal Peter Turkson, presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz) 

Ciudad del Vaticano, Oct.23 (EFE).─ El Vaticano pidió hoy la reforma urgente del sistema financiero y la creación de una autoridad pública mundial que tenga poder y competencia universal y se atenga «a los principios de subsidiariedad y de solidaridad».

En el documento «Por una reforma del sistema financiero y monetario internacional en la perspectiva de una autoridad pública con competencia universal», presentada hoy por el cardenal Peter Turkson, presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, el Vaticano aboga por tasar las transacciones financieras.

También condiciona la recapitalización de los bancos con fondos públicos «a comportamientos virtuosos y con el objetivo de desarrollar la economía real».

La Santa Sede asegura que el liberalismo económico «sin reglas y sin controles» es una de las causas de la actual crisis económica y ha denunciado la existencia de mercados financieros fundamentalmente especulativos, dañinos para la economía real, especialmente para los países débiles.

En el texto, de 41 páginas, el Vaticano denuncia que la economía mundial está cada vez más dominada por el utilitarismo y el materialismo y caracterizada por una expansión excesiva del crédito y de burbujas especulativas que han generado crisis de solvencia y de confianza.

A este respecto, subraya que la actual crisis financiera ha puesto en evidencia comportamientos egoístas y de codicia colectiva y advierte que está en juego el bien común de la humanidad.

La crisis económica, agrega este documento, que se inspira en la encíclica de Benedicto XVI «Caritas in veritate» (Caridad en la verdad) de 2009, está causada por el utilitarismo, el individualismo y la tecnocracia, «tres ideologías que tienen un efecto devastador».

Y añade que la raíz de la crisis no solamente es de naturaleza económica y financiera, sino sobre todo de naturaleza moral. «La economía necesita de ética para su correcto funcionamiento.

Es necesario recuperar el primado del espíritu y de la ética y con ellos el primado de la política, responsable del bien común, sobre la economía y las finanzas», subraya el texto.

Sobre la Autoridad Pública Mundial, el documento señala que es necesaria debido a la creciente interdependencia entre los estados ...

[ Texto completo ]

[ Más detalles ]

© Democracia Participativa / Participatory Democracy