Menu
25/05/2022
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

'Major successes for European democracy'.– Democracy International

EU reform is around the corner!

The Conference on the Future of Europe created unforeseen demand and political momentum for fundamental treaty change, including more direct democracy, abolishing unanimity in the Council, and introducing the right of initiative for the European Parliament. And on May 4 the European Parliament took a historic vote to invoke Article 48 of the Lisbon Treaty, to change the treaties by means of a new European Convention.



The European Programme at Democracy International is experiencing one of the most exciting times in a decade! Over the course of the past 2 years, I have been working tirelessly with partners from the Citizens’ Take Over Europe coalition to ensure that the Conference on the Future of Europe amounts to actual democratic success, develops ambitious proposals, and paves the way for European reform. In the end, the Conference members put together 325 recommendations - clustered into 49 proposals - for how to reform the EU.

Conference on the Future of EuropeMany adopted proposals warrant major changes to the EU’s founding treaties. This alone is a significant fruit of our advocacy work. At Democracy International, we have called for these institutional and democratic treaty reforms for over 10 years!

I was at the European Parliament in Strasbourg during the Conference on the Future of Europe’s final event on Europe Day, May 9. After spending endless weekends monitoring the Conference and calling for procedural improvements to make the exercise more transparent, democratic, and accountable, it was here that the final speeches of the three EU Presidents at the Conference marked the achievement of more than what most would have dared to hope for.

All three EU Presidents called for treaty change!

Read more ...

LOS EFECTOS DE UNA TERCERA GUERRA MUNDIAL YA ESTAN PRESENTES

Entrevista realizada por Macky Arenas para el medio digital Encuentro Humanista (Ed.1/IV/2022) a Milos Alcalay, exembajador de Venezuela en Rumania, Israel, Brasil, exviceministro de Relaciones Exteriores y representante permanente de Venezuela ante Naciones Unidas. Un excelente analista internacional que, gracias a sus raíces familiares en Serbia, es buen conocedor de la historia y evolución de los conflictos en esa zona del mundo. El Sr. Alcalay renunció a su cargo como Embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas en el año 2004 en protesta por las políticas del entonces presidente Hugo Chávez.

El BASTA YA DE UCRANIA 

-En el planeta existen hoy al menos 30 conflictos andando, a cual más cruento, y nunca hemos visto al mundo más alineado. ¿Cuál es el meollo geopolítico de esta guerra?

_Comprender eso es básico. En su megalomanía, Putin había visualizado que todos los antiguos satélites de la UniónEmbajador Milos AlcalayEmbajador Milos Alcalay Soviética estaban inclinándose hacia el lado de la Unión Europea. Uno podría preguntarse por qué países como Polonia, Eslovenia, Croacia, Bulgaria, al liberarse de la dominación soviética siguieron esa ruta. La respuesta es que el Estado de derecho, la libertad, las posibilidades de mejor calidad de vida para sus habitantes, con todas las dificultades, lo encontraban en Bruselas y no en Moscú. Si el modelo ruso hubiera garantizado mejores condiciones de vida para sus ciudadanos eslavos, habría una organización paneslava. La casa común europea que ya había visto como necesaria Gorbachov no fue aceptada ni por Occidente ni por los antiguos soviéticos. Ello los habría proyectado hacia el desarrollo y contrariamente, poco a poco y por efecto de la megalomanía de Putin, se empeñaron en impedir que el entorno geopolítico más cercano se fuera hacia la Unión Europea, que era la tendencia. De allí que Putin, cada vez más, atacaba a los países euroasiáticos. Destruyó a Chechenia, invadió a Georgia, arrebató a Crimea; en otros lugares como Azerbaiyán y Bielorrusia se dedicó a aplastar a la oposición con el ejército ruso.

-¿No hubo reacciones? _

_Si, pero muy tímidas. El 24 de febrero comenzó a hacer lo mismo en Ucrania pero allí se le pararon y dijeron “¡Basta ya!”. Era una situación inadmisible. Allí querían ir estableciendo las bases de un Estado libre, democrático y soberano a fin de ir acercándose a la UE como lo hicieron los demás. El error de interpretación de Putin es que el uso de fuerza tendría un efecto libertador, de rescate de todas las tradiciones religiosas e históricas de Rusia. Y resulta que los ucranianos -primera gran sorpresa- no se identificaron con el libertador. Ucrania es Ucrania.

-A pesar de las dotes de estratega que se adjudican a Putin, podríamos decir que ha logrado todo lo contrario a lo que pretendía, no sólo militarmente, sino también geopolíticamente. ¿No saldrá fortalecida más bien la influencia de los Estados Unidos en Europa y sus vecinos?

_Sin duda alguna. Una alianza EEUU-Europa que desde la época de Trump se había resquebrajado, acentuándose la tendencia en Europa de rechazar la influencia norteamericana; con la guerra en Ucrania se ha vuelto a unificar en una estrategia común. Se reúnen con la vicepresidenta, viaja el Secretario de Estado y el mismo Biden en un entorno de alianzas. Pero el gran desastre de Putin es que, ni siquiera en la época de Stalin –el genocida, el hombre de acero, el inclemente- se vio semejante descalabro. Stalin, luego de la II Guerra Mundial, participó en la armazón de un orden internacional geopolítico donde el derecho internacional, público y privado, tenía vigencia. No acabaron las guerras, pero sí aceptaron que las superpotencias actuaran bajo el derecho internacional. En Yalta establecen un mecanismo por el cual no sólo prohíben el uso de la fuerza directa, sino también la amenaza de su uso por parte de todos ellos, además de un marco jurídico para evitar los crímenes de guerra. Putin le dio la espalda a lo que el mismo Stalin había contribuido a construir. La Unión Soviética mantenía cierta presencia en países de Asia y el Tercer Mundo que se enfrentaban a Estados Unidos, al colonialismo y al capitalismo. Era como una “clientela” para la Unión Soviética y así se mantenía un orden que todos, de alguna manera, reconocían.

Read more ...

El analfabetismo cívico en Cuba

Dagoberto ValdésLos últimos acontecimientos en Cuba, y muchas de las reacciones de los cubanos ante cada evento, reflejan uno de los fenómenos que más perjudica y perjudicará al futuro de Cuba: el analfabetismo cívico.

En efecto, no se trata de una carencia secundaria. El analfabetismo cívico es la castración de la ciudadanía. Así como el relativismo moral es el cáncer de la ética personal y social, ser analfabeto cívico es la muerte de la ciudadanía. Después de más de seis décadas de adoctrinamiento ideológico de un solo tipo, de forma totalitaria, inducido en todo el sistema de educación, y repetido hasta el hartazgo por la propaganda en todos los medios masivos propiedad de un único partido, los cubanos somos en la práctica cotidiana comprobable más súbditos que ciudadanos.

En sus inolvidables palabras de saludo al Papa San Juan Pablo II en su visita a Cuba en 1998, el muy venerado arzobispo primado de Santiago de Cuba, Mons. Pedro Meurice Estiú describió ese analfabetismo cívico así:

Analfabetismo cívico“Santo Padre: Deseo presentar en esta Eucaristía a todos aquellos cubanos y santiagueros que no encuentran sentido a sus vidas, que no han podido optar y desarrollar un proyecto de vida por causa de un camino de despersonalización que es fruto del paternalismo. Le presento, además, a un número creciente de cubanos que han confundido la Patria con un partido, la nación con el proceso histórico que hemos vivido en las últimas décadas y la cultura con una ideología. Son cubanos que al rechazar todo de una vez sin discernir, se sienten desarraigados, rechazan lo de aquí y sobrevaloran todo lo extranjero. Algunos consideran ésta como una de las causas más profundas del exilio interno y externo… Durante años este pueblo ha defendido la soberanía de sus fronteras geográficas con verdadera dignidad, pero hemos olvidado un tanto que esa independencia debe brotar de una soberanía de la persona humana que sostiene desde abajo todo proyecto como nación” (24 de enero de 1998).

Esta descripción mantiene hoy toda su vigencia y urgencia. De esta forma, se describen las características más visibles del analfabetismocívico como: confundir la Patria con un partido, la nación con un proceso histórico contingente, la cultura con una sola ideología convertida en “religión secular”, por tanto, como una nueva forma de idolatría.

También se describen las consecuencias del analfabetismo cívico: la despersonalización, la vida sin sentido, el paternalismo, el desarraigo, el exilio interno y externo. Ahora mismo estamos viviendo uno de esos éxodos masivos.

Read more ...

Legal Consequences of Russia’s War of Aggression

Recent history reveals the need for the adherence of all nations
to a new international security framework.

César ChelalaRussia’s war of aggression against Ukraine and its intervention into that country’s internal affairs constitute serious breaches of international law.

The eloquent statement about aggression from Nuremberg

According to the International Military Tribunal at Nuremberg, “War is essentially an evil thing. Its consequences are not confined to the belligerent states alone but affect the whole world…

To initiate a war of aggression, therefore, is not only an international crime; it is the supreme international crime differing only from other war crimes in that it contains within itself the accumulated evil of the whole.”

The International Criminal Court, more and more relevant

The Rome Statute of the International Criminal Court states that the crime of aggression is one of the “most serious crimes of concern to the international community,” and provides that the crime falls within the jurisdiction of the International Criminal Court (ICC).

As of November 2019, 123 states are parties to the Statute of the Court. Four of these signatory states – the United States, Russia, Israel, and Sudan — have informed the United Nations Secretary-General that they no longer intend to abide by the laws of the Statute.

Those four nations therefore claim to have no legal obligations arising from their signature.

Starvation tactics violate the Geneva Convention of 1949

Read more ...

A propósito del III Domingo de Pascua

                             A propósito del III Domingo de Pascua.

                   Por el Padre Alberto Reyes Pías, Sacerdote cubano.

                        Textos: Hechos 5, 27-32.40-41 / Juan 21, 1-14.

Desde nuestro nacimiento vivimos en comunidad, en sociedad: familia, escuela, trabajo, amigos, vecinos, comunidades cristianas, prensa, radio, televisión, “redes sociales”…

En todas partes, cada persona, cada grupo y cada organismo social, opina, valora, juzga… y proclama y defiende sus criterios y puntos de vista; opiniones no sólo diversas sino divergentes, contradictorias. ¡Cuántas veces un simple comentario en redes sociales levanta una polémica gigantesca entre personas que se discuten la posesión de la verdad!

Porque el problema no es sólo que los criterios sean diferentes, cosa entendible, sino la fuerza agresiva con la cual personas y grupos sociales intentan que todo el mundo acepte sus criterios y viva según sus puntos de vista.

Y en este mundo de criterios diferentes y de “batallas de ideas”, mucha gente se pregunta hacia dónde mirar para orientar su vida.

Para los cristianos, Cristo es ese punto de referencia, ese criterio confiable que guía la toma de decisiones. ¿Por qué?, porque es el Hijo de Dios. Todos los demás: hombres y mujeres concretos, organismos, instituciones, gobiernos, Estados…, todos, sin excepción, son humanos y, por tanto, susceptibles de error, falibles. Cristo habla con la autoridad de Dios, y por eso, aunque su Evangelio pida actitudes aparentemente absurdas, ilógicas y contrarias al sentido común, podemos estar seguros de que lo que él pide es la verdad.

Porque puede parecer ilógico perdonar y optar por la paz cuando la violencia “resuelve” tantas cosas de modo más rápido; porque parece contrario al sentido común poner la otra mejilla o amar al enemigo; porque puede parecer absurdo “cargar” con un embarazo no deseado, o dar a luz a un niño con síndrome de Down, o acompañar hasta la muerte natural la lenta, dolorosa y complicada vida del enfermo terminal, o mantener la fidelidad matrimonial cuando hay otras tantas “ofertas”, o decidir no aprovecharse de las situaciones carenciales o de necesidad cuando es precisamente “la oportunidad” de hacer más dinero… Todo tan absurdo como echar las redes a plena luz del día.

Read more ...