Menu
25/05/2022
A+ A A-

El tabaco, un sobreviviente en peligro

El tabaco es el único cultivo ligado a nuestra nacionalidad que sobrevive a los caprichos revolucionarios.

La reducción de la siembra de tabaco en Pinar del Río trae malos augurios, sobre todo tras la casi extinción de la caña de azúcar y la destrucción de la industria azucarera del país.

El tabaco es el único cultivo ligado a nuestra nacionalidad que sobrevive a los caprichos revolucionarios. El puro Habano resulta sinónimo de Cuba en el mundo, y aporta unos 500 millones de dólares a la economía anualmente.

El inicio de la siembra 2021-2022 en todo el país tuvo su acto central en San Antonio de los Baños el 10 de octubre y fue anunciado por el Grupo Empresarial Tabacuba en su sitio web. En la campaña participarían 13 813 productores que plantarían 25 000 hectáreas para obtener 27 000 toneladas de tabaco, con un rendimiento promedio de 1,10 toneladas por hectárea.

Asimismo, se anunció que esta campaña tendría que superar las dificultades para obtener insumos y recursos. Poco después, en noviembre pasado, Marino Murillo fue nombrado director de Tabacuba.

Las vegas de Pinar del Río aportan el 65% del mejor tabaco de Cuba, que también es uno de los mejores del mundo. Razón de más para destinar parte de los ingresos en divisas a garantizar su producción. Sin embargo, a causa del déficit de fertilizantes y otros insumos, Pinar del Río reducirá en más de 2 450 hectáreas las siembras tabacaleras de la campaña 2021-2022, según Granma. La plantación en Vueltabajo empezó con un plan de 16 373 ha, superior en más de 570 al de la cosecha anterior.

Ortelio Rodríguez, subdelegado de la Agricultura en la provincia, aseguró que ahora se aspira a llegar a unas 13 921 ha. El funcionario expuso que hay buen clima, pero que las lluvias de agosto dañaron los semilleros y la falta de recursos obligó a posponer la siembra de unas 3 000 ha para enero, fuera de la etapa óptima de plantación.

Virgilio Morales, especialista del Grupo Empresarial Tabacuba, explicó que 8 700 productores individuales y 63 cooperativas participan en la campaña, y destacó que varias motivaciones impulsan a los campesinos, como los nuevos precios de compra y la posibilidad de recibir una parte de los ingresos en moneda libremente convertible (MLC). Sin embargo, la campaña tabacalera ha tenido dificultades como consecuencia de la Tarea Ordenamiento.

El disgusto y la negativa de los vegueros del país a sembrar se evidenciaron en las rectificaciones de precios, con el pago retroactivo a los productores de las campañas 2020 y 2021, y la aseveración de Tabacuba de que hasta el momento las empresas han ido liquidando el pago sin contratiempos.

En una nota del grupo, fechada el 28 de noviembre, Isis Díaz Duardo, directora económica del Grupo, explicó que se reconocieron todos los gastos asociados a sembrar una hectárea de tabaco, y que como promedio los precios de Tabacuba crecieron 2,68 veces, lo que afectó a los insumos, el combustible, el fertilizante e incluso la fuerza de trabajo que contrata el campesino para las labores del tabaco.

El nuevo método de formación de precios permitirá destinar a los campesinos el 50% de los ingresos generados por las exportaciones del Grupo Empresarial, mientras que el otro 50% irá al resto de la cadena productiva de las empresas del sistema tabacalero y posibilitará el incremento de los precios de acopio en la medida en que se pueda satisfacer la demanda de tabaco Premium.

Otra rectificación importante está en la declaración de Tabacuba sobre el pago en MLC a los productores de Pinar del Río. Durante la visita de Marino Murillo a la provincia se realizó un encuentro con directivos de la empresa de Acopio y Beneficio del Tabaco (ABT) Hermanos Saíz, el 14 de diciembre, donde se discutió el desarrollo de la agroindustria y el logro de una mayor eficiencia, sin que se hiciera referencia a nada de lo discutido en asamblea con los productores.

En todo el país, los cigarrillos escasean desde hace más de un año, incluidos los producidos por Brascuba que se comercializaban en CUC. En cambio, están siendo vendidos por la libreta de racionamiento. Los directivos de la empresa han dicho que el año próximo, cuando se estabilice la producción en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, se restablecerá el suministro. Por ahora, los rústicos tabacos comercializados en pesos son huidizos.

Tomado de: Cubanet