Menu
21/09/2018

Columnistas invitados/Guest columnists

Has Putin’s Popularity Bubble Burst?

  In Russia’s presidential election in March, Vladimir Putin secured an impressive 76% of the vote – in line with a long history of broad public approval of his regime. But, with Russians becoming more worried about their futures than at any point since Putin first came to power, his popular support is slipping away.

Moscow, Sept. 14.– From controlling the media to stoking nationalism, Russian President Vladimir Putin has always known how to keep his approval ratings high. But Russians’ lives are not getting any better, especially after the latest round of Western economic sanctions – and Putin’s declining approval rating shows it.

In April, the ruble was tumbling, owing partly to the sanctions imposed in response to the Kremlin’s alleged poisoning of the former Russian double agent Sergei Skripal and his daughter on British soil. Then, in June, just as the Russia-hosted World Cup was getting underway, the government proposed increasing the retirement age from 60 to 65 for men and from 55 to 63 for women, prompting an immediate public backlash. The result was a sharp 15-point decline in the approval rating of the government overall – the largest decline of Putin’s 18-year rule.

Moreover, trust in Putin himself dipped to 48%, from about 60%. To put that in perspective, even at the beginning of Putin’s third term in 2012 – when there were mass protests over his return to the presidency after his stint as prime minister – around 60% of Russians said that they trusted him.

At that time, Putin raised his approval rating by establishing himself as Russia’s defender. When the United States, under President Barack Obama, showed itself to be unwilling to enforce its “red line” in Syria – the use of chemical weapons by President Bashar al-Assad – the Kremlin jumped in, establishing Russia as a sinister guarantor of Assad’s disarmament.

Add a comment Leer más...

HOTEL LUJO CON UN ENTORNO MISERABLE

Los hoteles de lujo llegan a la capital cubana,  cuando el turismo de alto estándar  no aumenta y  el estadounidense decrece. Las medidas de la Administración Trump y las pausas con retrocesos del gobierno cubano han desestimulado los viajes a Cuba. Nuevas aspiraciones podrían estar en acaudalados árabes, rusos, chinos, altos ejecutivos de todo el mundo, y artistas. Actualmente, la mayoría de los visitantes utilizan los paquetes turísticos y cruceros, que aportan menores ganancias.

El Packard, segundo hotel cinco estrellas plus en La Habana y toda Cuba, con  sus 321 habitaciones, inaugurado el 10 de septiembre, posee una ubicación privilegiada en el Paseo del Prado. A una cuadra del Malecón, frente al Castillo de la Punta y El Morro del otro lado de la boca de la bahía. Construido por la empresa cubana Inmobiliaria Almest de la corporación turística militar Gaviota, será administrado con sumarca de lujo Grandpor la cadena española Iberostar.

La moderna estructura por la calle Cárcel mantuvo la fachada del antiguo hotel Biscuit inaugurado en 1911, que en 1931 adoptó el nombre del elegante auto estadounidense. En el primer nivel hay salas polivalentes, un piano bar, un área de tiendas, un cigar-bar, un restaurant gourmet y un bar de tapas, así como un patio central con techo de cristal climatizado. En el quinto piso está el spa con amplia gama de servicios,  y en el sexto la piscina, con capacidad para 130 personas, desde donde se observan la bella Bahía de La Habana y al Castillo del Morro.Tiene un parqueo semisoterrado. Posee sensores de presencia para el ahorro energético, y carpintería insonorizada. El mobiliario de los cuartos y de algunas áreas comunes es de producción nacional. Probablemente el agua se garantice mediante pipas.

Add a comment Leer más...

REPÚBLICA DOMINICANA: FICHA DE COMPETENCIA

¿Está pecando de exceso de optimismo el Canciller Miguel Vargas Maldonado cuando resta importancia al hecho de que la embajadora estadounidense, apenas al día siguiente de haber presentado sus cartas credenciales, haya sido convocada al Departamento de Estado conjuntamente con los que ostentan su misma representación en El Salvador y Panamá con motivo de haber roto relaciones con Taiwán al tiempo de establecerlas con China Continental?

¿Le asiste razón cuando a pesar de ese llamado a consulta y de las especulaciones a que ha dado lugar, asegura que nuestras relaciones con el gobierno estadounidense se mantienen en un elevado nivel de normalidad?

De ser así, entonces hay que considerar que pecarían de alarmistas quienes han estado especulando sobre la posibilidad de que unos Estados Unidos molestos por esa decisión, precisamente en momentos en que se encuentra inmerso en una fuerte guerra de aranceles con China Continental, adopte sanciones contra el país que pudieran ser tanto en el plano comercial como migratorio.

Y de igual modo, la innecesaria reiteración de nuestro legítimo derecho consustancial al ejercicio de soberanía a manejar la política exterior y establecer relaciones diplomáticas, comerciales y de amistad con cualquier gobierno y país.  Ciertamente fueron  los propios Estados Unidos los que abrieron la brecha por la que ahora hemos comenzado a transitar cuando bajo el gobierno del presidente Richard Nixon, a recomendaciones de Henry Kissinger, reconocieron al gobierno comunista de China y le franquearon el acceso a las Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad.

Add a comment Leer más...

Control de las armas en Estados Unidos... es fácil... no es fácil...

Resulta fácil hablar de lo que se debe hacer o no hacer con respecto al control de armas de fuego en Estados Unidos. Sin embargo, cuando se indaga acerca del tema, la cuestión resulta sumamente compleja.

Comencemos con una definición. Escuchamos mucho los términos “armas de asalto”, “rifles de asalto”, “rifles semi-automáticos”, para definir la misma cosa. Tecnicamente no existe el arma de asalto. Hay dos posibilidades. Una, el rifle de asalto, por ejemplo el M-16, un arma de guerra, militar, con selector de disparo: automatico (mientras el gatillo se mantenga oprimido, el rifle dispara bala tras bala) y semi-automático (se tiene que oprimir el gatillo cada vez que se va a hacer un disparo) La otra posibilidad, es el rifle semi-automático solamente. Los rifles automáticos no se venden al público (excepto raras excepciones con licencia federal), son armas limitadas al ejército. Los rifles semi-automáticos, de muchos calibres y modalidades, por ejemplo el AR-15, se venden libremente y son, en general, de fácil compra en los Estados Unidos. Todos tienen cargadores de alta capacidad: treinta balas. En efecto, si se dispone de $7,885.-, se puede comprar un rifle semi-automático calibre .50 (El calibre de bala que usaban para derribar los avines de combate en le Segunda Guerra Mundial!). Sin embargo, se utiliza el termino “rifle de asalto” comunmente porque el AR-15 y el AK-47 son modelos civiles exactamente iguales, excepto que solo desparan en semi-automático, a los modelos militares.

 

Pasemos a lo que es, el principio, el fundamento, de toda la discusión y todas las decisiones con respecto a la regulación de armas de fuego en el pais: la Segunda Enmienda de la Constitución. La Segunda Enmienda lee: “Siendo necesario una milicia bien ordenda para la seguridad de un estado libre, no se violará el derecho del pueblo de poseer y portar armas.” Fue aprobada en Diciembre del 1791 y aunque ahí esta el quid de la cuestion, la Corte Suprema, en diferentes momentos, no ha querido considerar el contexto político y geo-demográfico de la enmienda. A que nos referimos? En el Siglo XVIII, los Estados Unidos no tenía un ejército; en momentos de crisis, los ciudadanos se sumaban, con sus armas propias a la milicia y se convertían en soldados. Además, en aquella época, cuando se hablaba de poblar el Oeste de la joven nación, se referían a las regiones al Este, si, al Este, del Rio Mississippi. Era una nación con una economía casi totalmente rural, donde la caza era necesaria para suplementar la alimentación y la defensa armada de los nuevos poblados contra las tribus de indios, era indispensable.

Add a comment Leer más...

La Casa Blanca de Trump busca a un topo

Un enfurecido Donald Trump ha dado una or­den tajante: “Busquen a ese traidor”.

El “traidor”, para el presiden­te norteamericano es un “alto fun­cionario” que ha escrito una colum­na de opinión anónima en el diario “The New York Times”, pidiendo su renuncia. Y anunciando, ade­más, el inicio de un movimiento de resistencia contra él, dentro de la Casa Blanca.

Lo malo para Trump es que no puede confiar ya en ningún “alto funcionario” de la Casa Blanca y ha empezado a sospechar de cada uno. Si Trump es conocido por sus frecuentes estados de ser un “para­noico”, según la prensa de Washin­gton, ahora lo es mucho más.

“Bring me these snakes”, les dijo a los que todavía le hacen caso. Al­go así como en una traducción lite­ral; “Traerme a esa serpiente”. Pe­ro, en una más urbana, sería: Traer­me a ese hipócrita traidor”.

Se entiende que Trump quiere la cabeza de él o de ella, vivo o muerto. La Casa Blanca vive en estos días en estado de pánico y caos. Los “altos funcionarios” se ven uno al otro con sospecha. ¿Será este o no?

Y ya ha comenzado el desfile de los miembros del gabinete con una declaración pública de “yo no he si­do”, comenzando por el vicepresi­dente, Mike Pence, y el Secretario de Estado, Mike Pompeo.

Por cierto, en las apuestas, Pen­ce es el que más se le considera el “topo” (infiltrado), aunque lo ha desmentido tajantemente, diciendo que las columnas de opinión siem­pre las firma con su nombre.

A pesar de la orden de Trump de buscar a ese “topo” y de obligar al diario a revelar su nombre, es fá­cil pronosticar que será la prensa la primera en saberlo.

Add a comment Leer más...