Menu
19/08/2022
A+ A A-

Lobby LGTBQ impulsa agenda en Naciones Unidas para castigar a grupos cristianos, especialmente a católicos

El proyecto de resolución para establecer un “Día Internacional contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia” pide el castigo de los críticos religiosos de la agenda de género.

Víctor Madrigal-Borloz ha pedido que los críticos de la Iglesia Católica sean encarcelados.

Víctor Madrigal-BorlozVíctor Madrigal-Borloz Nueva York, Mayo 6 (Zenit/DP.net).– Víctor Madrigal-Borloz es reconocido desde enero de 2018 por la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos (OHCHR) como Experto Independiente sobre la protección contra la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género. El Sr. Madrigal-Borloz es un jurista costarricense e investigador invitado principal del Programa de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard.

Las delegaciones de la ONU que promueven la agenda homosexual/trans circularon en privado un proyecto de resolución que castigaría a los críticos conservadores y cristianos de la ideología homosexual/trans.

El proyecto busca establecer de manera oficial un “Día Internacional contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia”. Las medidas punitivas contra los críticos de la ideología de género en la resolución causarán preocupación entre los cristianos y musulmanes creyentes, tanto dentro como fuera de los gobiernos.

El objetivo de la resolución es claro, ya que cita específicamente “combatir la intolerancia religiosa” y afirma falsamente que la “orientación sexual y la identidad de género” son categorías especialmente protegidas en el derecho internacional. El intento de hacer de la “orientación sexual y la identidad de género” una nueva categoría protegida se ha hecho repetidamente a lo largo de los años y ha sido rechazado por los Estados miembros de la ONU. Los Estados miembros de la ONU han defendido reiteradamente la noción de que todos los seres humanos están protegidos por las leyes de derechos humanos existentes porque no hay derechos humanos selectivos.

La resolución dice que es “urgente ...  desmantelar los sistemas de represión que imponen la idea de que la diversidad en la orientación sexual y la identidad de género es de alguna manera dañina para la sociedad y la persona LGBT de alguna manera está desordenada…” Esto estaría dirigido directamente a la Iglesia Católica que enseña que la homosexualidad es desordenada. Como es típico en este tipo de propuestas, a los delegados se les dice que el tema subyacente es la “seguridad”, que los homosexuales y las personas confundidas de género sufrirán daños físicos si se permite que alguien critique sus creencias subyacentes.

Planean presentar el proyecto a la Asamblea General en alguno de los días alrededor del 17 mayo, que sus redactores consideran como el Día contra la homofobia y la transfobia.

[ Otros detalles ]