Menu
16/10/2018

Cuba: Oportunidad 2018

 

Declaración de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD) del 07 de septiembre de 2018 en Cancún, México

 

 

La Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD) reunida en Cancún, México, entre los días 4 y 7 de septiembre de 2018,

para valorar la situación del país y aspectos relativos a esta concertación, deseamos pronunciar lo siguiente.

Pese al cambio nominal producido en las más altas esferas del gobierno, y que ha propiciado la designación de un nuevo

jefe de estado, la situación a nivel político, social y económico no presenta cambios significativos ni da espacio a la apertura

por la cual la MUAD ha estado trabajando. Del mismo modo el Proyecto de Reforma Constitucional presentado por el

gobierno no se corresponde con nuestras demandas históricas.

En nuestra Declaración de Quintana Roo del año 2016 alertamos que:

“Ante el anuncio oficial de la redacción de una nueva constitución la MUAD considera que ese proceso debe ser plural,

abierto, consensuado y aprobado por medio del  sufragio popular, y por lo tanto reprueba cualquier redacción a puertas

cerradas controlada por el Partido Comunista de Cuba.”

Las puertas para la redacción del documento estuvieron cerradas y la comisión constituyente estuvo monopolizada por

miembros del Partido Comunista. Se perdió de este modo la posibilidad de incluir la pluralidad de la nación y la adecuación

del texto resultante a los Pactos Internacionales de Derechos Humanos firmados por Cuba en el 2008 y pendientes de

ratificación.

La MUAD reclama la creación de un Tribunal de Garantías Constitucionales y Sociales, el establecimiento de un Defensor del

Pueblo con autoridad e independencia para investigar y denunciar las violaciones de Derechos Humanos, los requisitos para

la modificación electoral que permitan la celebración de procesos abiertos, plurales y transparentes. Resulta absurda la

conservación de un régimen de discriminación política por la insistencia en un sistema de partido único.

Todas estas demandas corresponden con los estándares modernos que en materia constitucional y jurídica mejoran la 

participación popular, la transparencia en la toma y ejecución de las decisiones y el respeto de los derechos humanos de

todos y cada uno de los cubanos.

Otra muestra de la falta de voluntad de cambio del gobierno cubano ha sido el impedimento ilegal para la salida del país de

un grupo de miembros e invitados a este evento de la MUAD, una práctica que se ha vuelto habitual para defensores de

derechos humanos, activistas políticos y de la sociedad civil. La MUAD reclama el derecho de todos los cubanos a salir y

entrar libremente en el país.

En nuestro programa Todos Cabemos , la MUAD manifestó su compromiso “de democratizar el sistema político cubano por

medios pacíficos y democráticos para un nuevo proyecto de nación inclusivo. La MUAD favorece el diálogo, la reforma legal,

la negociación y la acción cívica no violenta; así como la gobernanza y la gobernabilidad democrática fundada en las buenas

prácticas públicas.”

La necesidad de establecer un estado de derecho no es una propuesta dirigida a dividir a la nación, sino a superar

confrontaciones que, presentes en toda la sociedad cubana, impiden nuestro desarrollo espiritual y material.

Mesa de Unidad de Acción Democrática

Cancún, 07 de septiembre de 2018